con el apoyo de

SOMOS

El Seminario el Público del Futuro FICUNAM que aquí se presenta, es un encuentro dedicado a la profesionalización de gestores y promotores culturales que requieren mejorar sus prácticas aprendiendo de otras experiencias; ampliar su visión y/o mecanismos de gestión, reconociéndose como entidades formadoras de audiencias. Participan creadores y artistas del audiovisual, cineclubes, espacios independientes y recintos culturales que incluyen al cine como parte central de su oferta cultural.

 

Los participantes del Seminario el Público del Futuro FICUNAM están centrados en la materialización del encuentro creador-espectador. Esta dinámica responde a la línea que ha caracterizado al mayor evento cinematográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México– FICUNAM-, por sus esfuerzos de generar una plataforma para la viusalización de un cine poco convencional, lo que nos permite entablar la conversación desde un cine que va más allá de los géneros tradicionales y que se relaciona con otras expresiones. Este encuentro dibuja sobre la diversidad los mecanismos del audiovisual y las formas sociales de consumo.

Historia

Este encuentro surge a partir de la realización del ‘Encuentro internacional de cineclubes y desarrollo comunitario’ (2005 – 2009) que, después de cinco ediciones se transformó en un espacio ampliado ante el surgimiento de nuevos espacios de exhibición en 2010. Parte fundamental de esta transformación, atendió al interés de la organización EUROPA CINEMAS que eligió el entonces renovado espacio como el “Seminario El Publico del Futuro” (2010- 2018) como el foro en México para extender una agenda de formación desde la perspectiva de instrumentar agentes culturales de un amplio espectro, como formadores de audiencias. Después de ocho años de realizarse, el “Seminario El Publico del Futuro” fue testigo de la consolidación de la Red de cineclubes de Oaxaca, de la Red de cineclubes de Sonora y de la consolidación de proyectos alternativos de exhibición hoy vigentes como Sala Nueve en Cholula, Puebla; El cineclub en Playa del Carmen, Quintana Roo; la Sala Too en Guelatao, Oaxaca y el Cine Tonalá, por mencionar algunos.

La cultura cinematográfica como tal, es parte de un crisol que, entre las tantas expresiones artísticas existentes, requiere un trabajo constante y puntualizado para distinguir desde sus valores cualitativos una nueva reflexión de cara a la maduración de públicos que en la era de la información y de la hiper-narratividad en la que vivimos, continúa requiriendo un espacio enriquecido de cuestionamiento para su fortalecimiento.

 

En este espacio, transitamos diversos caminos que parten desde la más profunda reflexión del sentido de consumo del cine por y ante una comunidad que busca nuevos referentes como disparadores para el pensamiento de un público concientizado con la idea de fomentar la acción y la gestión crítica desde una postura que alimenta conceptos como diversidad, comunalidad, autogestión, redes de trabajo, desarrollo educativo, cultura e identidad en el intercambio creación- consumidor.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram